¿Qué gastos tienes una vez que te has comprado el coche?

Comprar un coche es una decisión importante, ya sea por la inversión que requiere (la Agencia Tributaria indica el precio medio de los vehículos matriculados en España  fue de 17.249 euros), o porque en función de los gastos anuales que nos suponga puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza… o no. Por eso a la hora de valorar las distintas opciones de compra del mercado habría que pensar en algo más que la comodidad, en si tiene prestaciones suficientes o si es lo suficientemente seguro.

Habría que saber también lo que va a costar mantenerlo y si vamos a poder pagarlo. Y es que quizá disponemos de la cantidad necesaria para comprar un buen coche. Sin embargo, las sorpresas llegan cuando acudimos a una revisión rutinaria, cuando contratamos el seguro, cuando pasamos por la gasolinera o cuando el coche requiere sustituir algún elemento de desgaste habitual.

Respecto a la totalidad de los gastos que tiene un español por tener un vehículo en propiedad, la aplicación informática Fintonic ha llevado a cabo un estudio “Costes del vehículo privado” en el que han colaborado más de 210.000 personas sobre la evolución en el gasto medio en el automóvil, e indica que un español medio debe desembolsar 1.669 euros al año. En este total se incluyen gastos de combustible, mantenimiento del coche, seguro de automóvil, parking y peajes. El precio cambia notablemente si la compra del coche está sujeta a financiación, en ese caso el presupuesto ascendería a 4.069 euros.

Fuente: DGT

Autos Reina - Coches de Ocasión en Mijas Costa - Málaga copia

El mantenimiento del coche, que conlleva y que coste tiene

Es muy común que al momento de comprar un coche, no se incluyan en los cálculos respectivos, es decir, lo que costará el mantenimiento del vehículo durante su vida útil.

Aunque parezca que lo más difícil es lograr realizar la compra del automóvil, su mantenimiento anual también representa un compromiso serio, en cuanto a dinero se refiere. De hecho, según los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 18% del dinero que ingresa en un hogar es destinado al mantenimiento de un vehículo.

Es muy importante que tengas en cuenta los diversos factores que implican un gasto de mantenimiento para tu coche, y más importante aún, es que conozcas cómo calcular dichos gastos. Por otro lado, también debes considerar las cuotas de pago, en caso de que tengas un préstamo por tu coche.

Existen dos tipos de gastos que debes considerar, los gastos fijos y los gastos variables. Te presentaremos cada uno de los gastos que debes tener en cuenta y calcular.

Cómo limpiar y desinfectar adecuadamente el interior de tu coche

Los gastos fijos

Revisión del vehículo

Dependiendo del fabricante del coche, las revisiones suelen realizarse al alcanzar los 15.000 o 20.000 Km., y el precio puede variar dependiendo del modelo del vehículo y de los ajustes y cambios que se requieran efectuar. Estas revisiones implican generalmente el cambio de aceite, de filtros, frenos, entre otros.

En cuanto al costo de una revisión, si tomamos como base un vehículo utilitario de unos 95 CV y con una antigüedad de entre 2 y 6 años, el precio podría oscilar entre 130 y 150 euros.

Consumo de combustible

El consumo de combustible de tu vehículo dependerá de los kilómetros recorridos, y por supuesto del precio de la gasolina o diesel. Otro factor que también influye en el consumo de combustible es la alta velocidad al conducir.

Para tener una idea de cuánto representa en dinero el consumo de combustible de un vehículo, tomemos como referencia un promedio de 15.000 Km. al año, para un coche que consume 5 litros de diesel por kilómetro, con un coste de 1,30 euros el gasóleo, suma un total de 975 euros al año. Si tomamos el mismo kilometraje para un coche que consume 7 litros de gasolina por kilómetro, con un precio de 1,39 euros el combustible, el coste anual de será de 1.460 euros.

Calcula los costos de combustible para tu coche:

Para obtener una cifra real de lo que debes invertir en combustible al año, puedes realizar los cálculos siguiendo estas indicaciones:

  1. Toma nota de los kilómetros que marca el odómetro de tu coche, cuando el tanque de combustible esté en mínimo.
  2. Llena el tanque de combustible y toma nota de la cantidad de litros o galones que hicieron falta para llenarlo. No llenes el tanque hasta el tope.
  3. Cuando el tanque esté en mínimo de nuevo, toma nota de la información que marca el odómetro. Calcula la diferencia entre el primer valor de kilometraje y el segundo, y obtendrás la distancia recorrida con un tanque de combustible.
  4. Divide la cantidad de kilómetros que recorriste entre el número de litros de combustible que necesitaste para llenar el tanque. Esto te indicará la cantidad de kilómetro o millas que recorres por litro o galón.
  5. Para calcular los litros que consumes al mes, solo debes tomar nota de la distancia recorrida mensualmente y dividir esta, entre la cantidad de kilómetros que recorres por litro de combustible. Esto te indicará la cantidad de litros de combustible que necesitas al mes.
  6. Finalmente, debes multiplicar la cantidad mensual de litros que se requiere por el precio de la gasolina o diesel. Esto te indicará la cantidad de euros que gastas en combustible, al mes.

Seguro del coche

El seguro del vehículo es una obligación legal, cuya prima va a depender de factores como las prestaciones del coche, el tipo de póliza, edad y sexo del conductor, entre otros. En promedio se puede estimar unos 800 euros por el seguro.

Impuesto de circulación (IVTM)

El coste de este impuesto depende de los caballos que posea el coche, y está determinado por el Ayuntamiento del municipio que consta en la Jefatura Provincial de Tráfico. El coste varía entre localidades hasta en un 600%.

Por ejemplo, para un vehículo de más de 20 caballos ubicado en Melilla el impuesto sería de 56 euros, y si se ubica en San Sebastián sería de 346,32 euros.

Inspección Técnica de Vehículos (ITV)

Esta inspección tiene como objetivo verificar el estado del coche con respecto a la seguridad vial, protección del medio ambiente, inscripciones de reglamento, reformas, y ,en caso de que se aplique a tu coche, vigencia de los certificados para transportar mercancías peligrosas y perecederas.

De acuerdo al tipo de vehículo, la inspección debe realizarse con cierta periodicidad. Para los turismos la primera revisión debe hacerse al cumplir 4 años desde la matriculación, y deberá efectuarse cada 2 años hasta cumplir los 10 años. De ahí en adelante, la revisión será anual. El coste de la ITV depende de la provincia donde se realice, la media son unos 50 euros.

Según los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 18% del dinero que ingresa en un hogar es destinado al mantenimiento de un vehículo.

Los gastos variables

Cambio de neumáticos

Cada vehículo de acuerdo a su modelo y categoría, debe usar ciertos neumáticos. Una vez estos neumáticos hayan cumplido su tiempo de vida, deben ser reemplazados.

En promedio los neumáticos de buena calidad deben sustituirse luego de los 40.000 Km., y los de menor calidad a los 10.000 Km. El coste de un neumático para un coche mediano varía entre 60 y 70 euros.

Reparaciones varias

Además de las revisiones estándares, debes tener en cuenta las reparaciones por imprevistos que se puedan presentar, así como los cambios que se deben efectuar tras un determinado kilometraje. Un ejemplo de estos cambios, es la sustitución de la correa de distribución, la cual debe realizarse después de 6 u 8 años, dependiendo del vehículo y el modelo. Representa un coste estimado de 400 a 700 euros.

Otros de los cambios que pueden requerirse es el de bombillas, batería y otros componentes. Esto oscilaría entre 200 y 300 euros. Aparcamientos, multas, peajes y lavados. Estos costes también debes considerarlos, puesto que es muy probable que incurras en ellos. Especialmente en el de aparcamiento y lavados, con cierta regularidad.

Sumando todos los gastos, puedes llegar a pagar de 2.000 a 3.000 euros al año, por concepto de mantenimiento de tu coche. En esto radica la importancia de que calcules y seas consciente, de lo que implica además de la compra, el mantenimiento de tu coche. Mantenimiento que te permitirá además de contar con un vehículo seguro, poder disponer del mismo como aval para un proceso de empeño de coches o de solicitar un préstamo por tu coche, en caso de que así lo requieras.

Vía: Ibanca #segundamano #compraventa #coches #malaga #mijas #vehiculosdeocasion #ocasion #cochesdeocasion

Consejos para hacer el cambio de aceite del coche

El coche es un elemento indispensable para la gran mayoría de la población, ya que nos permite movernos de un sitio a otro, de una forma rápida y cómoda. Pero para poder realizar estas acciones el coche debe funcionar sin ningún tipo de problema. El mantenimiento regular es obligatorio, y desde Autos Reina te recomendamos empezar por lo más básico: el cambio de aceite.

Para los coches que consumen aceite estándar, el cambio de aceite profesional tiene un precio que puede oscilar entre los 20 y los 55€ . Si el coche necesita aceite sintético, esta cifra aumentará y puede llegar a encontrarse entre los 45 y 70 €.

Ahora bien, si prefieres hacerlo por ti mismo y no pagar por la mano de obra, el precio promedio de los materiales puede oscilar entre los 15 y 25€, dependiendo siempre del tipo y grado de aceite.

Si quieres cambiar tu el aceite, necesitarás:

  • Un gato, para poder elevar el coche
  • Un embudo
  • Guantes de látex
  • Bandeja de drenaje de aceite
  • Llave de filtro de aceite
  • Reemplazo de la arandela de drenaje
  • Llave de tubo
  • Cuñas para las ruedas

La gran mayoría de los coches que utilizan aceite estándar deben cambiar el aceite cada 3.000 a 5.000 km o cada tres meses, lo que ocurra primero.

Si los profesionales te dan servicio a tu automóvil, entonces el técnico generalmente coloca una pequeña pegatina en tu parabrisas con la próxima fecha de servicio. Si cambias tu el aceite, dependerá de ti registrar la fecha y el kilometraje para mantener el vehículo funcionando sin problemas.

Consejo: estaría bien guardar un pequeño libro de registro en la guantera para registrar el kilometraje y las fechas de cada cambio de aceite. Así tendrás control del mantenimiento.

Usar el grado incorrecto de aceite afecta los componentes hidráulicos y puede dañar el motor. Agregar muy poco aceite da como resultado una falta dañina de lubricación en las piezas del motor, mientras que el sobrellenado provoca fugas en los sellos y juntas del motor. Errores tan simples como no apretar el tapón de drenaje de aceite u olvidarse de quitar la vieja junta del filtro de aceite pueden drenar el aceite de tu coche y costarte un motor nuevo.

Para garantizar un correcto cambio de aceite, sigue estos consejos:

  • Si el motor está caliente, enfría el automóvil durante 20 a 30 minutos antes de cambiar el aceite.
  • Calienta el coche frío durante dos o tres minutos antes de cambiar el aceite para un drenaje más rápido.
  • Para evitar derrames, usa una bandeja de drenaje con embudo.
  • Usa guantes de látex y ten a mano un rollo de toallas desechables.
  • Compra un producto absorbente de aceite para una limpieza rápida.
  • Protege el suelo de tu garaje colocando plásticos debajo del coche y quítalo cuando termines.
  • Después de llenar el filtro de aceite, esparce un poco de aceite en el sello antes de instalarlo para un mejor ajuste.
  • Usa una llave dinamométrica para apretar el tapón de aceite

¡Recuerda que el mantenimiento regular es imprescindible para un desempeño óptimo del coche! Contacta con nosotros para compartir tus consejos y trucos sobre el cambio de aceite.

Vía: Fetajo Rent a Car

Consejos para el mantenimiento de tu coche

En estos días de confinamiento os dejamos una pequeña guía de como debes mantener tu vehículo. Si lo haces, prolongas la vida útil de algunas de las piezas más costosas y significa que está listo para usar cuando lo necesites. Desafortunadamente, muchas personas descuidan el mantenimiento regular del automóvil.

Si va a trabajar desde casa o vas a viajar menos, tu automóvil realmente se beneficiaría de un poco de ayuda adicional.

Los viajes cortos por la ciudad no son muy buenos para los motores modernos, especialmente aquellos con convertidores catalíticos o filtros de partículas diésel (DPF). Estos necesitan una ejecución bastante buena para iniciar un proceso de limpieza cada cierto tiempo. Consulte su manual sobre las condiciones necesarias para activar este proceso y manténgase al tanto de eso. También puede agregar aditivos a su combustible para ayudar a mantener limpio el sistema de combustible.

El uso regular de un automóvil mantiene la batería llena. Si estaciona su automóvil por un tiempo prolongado, podría agotar la batería, especialmente si hay una fallo menor en algún lugar, o si tiene dispositivos o sistemas de seguridad adicionales que extraen constantemente el jugo de la batería. Si tienes uno, conéctala a un cargador inteligente. De lo contrario, intente seguir usándolo lo mejor que pueda para restaurar la batería. La mayor demanda individual de la batería de su automóvil es arrancar el motor. Si no se inicia la primera vez, verifica el voltaje de la batería, de lo contrario, podrá eliminar totalmente toda la energía de la batería, haciendo que se agote. Tienes que tener a mano un conjunto de cables en caso de que necesite arrancar un automóvil. Si es posible, estacione el automóvil en un garaje o debajo de una cochera.

Es especialmente importante ahora que realices algunos controles básicos del coche. Os dejamos 10 consejos de mantenimiento de vehículos.

# 1: Escucha tu auto

Tómete un minuto y escuche su coche mientras funciona. ¿Cómo suena el motor? ¿Hay ruidos o ruidos extraños? Saber cómo suena su automóvil cuando funciona bien lo ayudará a notar posibles problemas antes.

# 2: Revisa tu aceite

Si un motor tiene poco aceite, puede sobrecalentarse, agarrotarse y sufrir daños irreparables. Revise su aceite con frecuencia, asegurándose de que se encuentre entre los marcadores mínimo y máximo. Si es bajo, ¡rellénalo! ¿No estás seguro de cómo revisar la varilla medidora? ¡Lea el manual del propietario!

# 3: Comprueba las presiones de tus neumáticos

Con el tiempo, los neumáticos pueden tener fugas y perder presión. Esto puede hacer que la dirección se sienta pesada, hacer que los neumáticos se desgasten en exceso y reducir el ahorro de combustible. Verifica las presiones de sus neumáticos semanalmente si es posible, completándolas a la configuración recomendada por el fabricante.

# 4: ¡Limpia tus ruedas!

Tome un cepillo de limpieza de ruedas y dale a sus ruedas un poco de cariño. Esto ayuda a eliminar el polvo persistente de los frenos, reducir la acumulación de sales que causan corrosión y hacer que su automóvil se vea increíble.

# 5: Revisa tu parabrisas

En días de lluvia intensos, es posible que tenga dificultades para ver incluso con los limpiaparabrisas funcionando a toda velocidad. El uso de un producto como Rain-X, que tarda unos cinco minutos en aplicarse en el parabrisas, ayuda a mejorar la visibilidad al repeler el agua. Los resultados son sorprendentes.

# 6: Dale una buena limpieza al interior

Coge una aspiradora y una toalla de microfibra y comience a trabajar: un interior de automóvil fresco, limpio y de olor agradable es mucho más atractivo. Si tiene manchas o marcas persistentes de alimentos, use una espuma limpiadora de tapicería y un poco de grasa en el codo para cambiarla.

# 7: inspeccionar el aceite del motor, reemplazar si es necesario

Es perfectamente normal que el aceite sea negro, pero si tiene partículas de metal, ¡dirígete a un garaje de inmediato! Si ve arena en el aceite, es hora de renovarlo. Los cambios de aceite pueden tomar solo 20 minutos y requieren solo una selección básica de herramientas.

# 8: Verifique su nivel de refrigerante

Los motores requieren que fluya una cantidad específica de refrigerante alrededor de los pasillos internos, evitando que los componentes críticos se sobrecalienten. ¡Mantenga el nivel entre las marcas mínima y máxima, pero nunca abra el tanque cuando el motor esté caliente! Soplará vapor hirviendo hacia ti.

# 9: Reemplace los limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas eventualmente se desgastan gracias a los efectos abrasivos de la limpieza del vidrio arenoso. Los limpiadores gastados pueden dejar manchas en la pantalla y, finalmente, marcar ranuras que reducen la visibilidad en la superficie. Asegúrese de cambiar sus limpiaparabrisas por un conjunto de reemplazos de alta calidad.

# 10: Revise los frenos

Asegúrate de que sus discos y pastillas de freno estén en buenas condiciones. Debería haber suficiente material de frenado en las pastillas y los discos deberían medir por encima del espesor mínimo recomendado. Si no lo hacen, reemplácelos.

El libro de mantenimiento del coche, para que sirve

¿Sabes cuál es el libro de mantenimiento de tu automóvil?

Es una documentación importante y, además, puede condicionar el precio de su vehículo en caso de que se ponga en el mercado de segunda mano. Por eso te contamos todas las claves al respecto, su uso y su importancia. Su automóvil, sea lo que sea, viene con un libro de mantenimiento. Documentación importante y muchos vendedores desconocen información importante. En él, sin embargo, tenemos toda la información importante sobre el mantenimiento y la atención que requiere nuestro vehículo, pero también es donde se encuentran los certificados de las revisiones correspondientes.
En resumen, antes de explicar con más detalle qué es el libro de mantenimiento del automóvil, seguramente tiene claro que este documento es importante, y no solo para su uso particular del vehículo, sino también si desea venderlo de segunda mano. Y, por supuesto, si está considerando comprar un vehículo usado, también es imprescindible.
Es, a medida que avanzamos, una extensa documentación de cada vehículo que incluye las instrucciones precisas sobre mantenimiento y cuidado requeridas por un determinado modelo de vehículo. Además de incluir esta información, con todos los detalles de los procedimientos y los plazos a tener en cuenta, también tenemos aquí los certificados con las revisiones que se llevan a cabo en el vehículo y que deben ser sellados por el taller correspondiente que realiza la revisión.
Esto es básicamente lo que define el libro de mantenimiento del automóvil. Y la importancia de esto radica en varios aspectos, que comenzaremos a detallar a continuación. Pero es esencial usarlo correctamente, ya que sirve como historial mecánico y de mantenimiento del vehículo, más allá de contener pautas e información precisa sobre su cuidado correcto.

Cómo usar el libro de mantenimiento del automóvil

Su uso es realmente simple. En circunstancias normales, todo se reduce a tenerlo siempre a mano. Se recomienda llevarlo en la guantera del automóvil, por ejemplo, o en una de las aberturas de la puerta, o por ejemplo en el maletero. ¿Por qué? Porque en cualquier momento puede ayudarnos saber la presión de las llantas o saber cómo cambiar una bombilla en nuestro vehículo si se quema mientras conduce.

¿Por qué es tan importante el libro de mantenimiento de su automóvil y su uso correcto?

Es muy importante, en primer lugar, por lo que acabamos de comentar:
Necesitará sus instrucciones para solucionar rápidamente algunos problemas típicos de iluminación, cuidado del vehículo y mantenimiento, etc. Para saber dónde están los fusibles y cuál es cuál, por ejemplo, necesitará la información que tiene en el libro de mantenimiento de su automóvil.

 

 

CLOSE

Marcas de coches

Add to cart
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad